viernes, 12 de diciembre de 2014

NOS VAN A OIR



Amós de Escalante. Un día cualquiera. Congreso del PRC.

-Ahora sí ponemos tildes. Es que muchos somos filólogos; no leemos los contratos, pero en etimología somos como Gelín con las rabas. Putos amos.
-Ahora sí vamos a tener Casa de los Gorilas.
-Ahora sí vamos a saber hacer el cambio de euros a dólares. (Tenemos aifon, como ese que detuvieron en Madrid por llevar explosivos).
-Ahora sí vamos a hacer cárteles secretos: de asfalto, de hormigón y hasta de cupcakes, como ese que tenía el Chapo Guzmán. “Ese era de Arredondo, o de Soba”. (Leer esta última frase con acento agudo, como si tuvieras un programa infame de televisión).
-Ahora sí que vamos a decirle a Lola que eso de los publicistas punkis pues que no. Mejor chándals; y cuadros; y garajes turbios con dalles, belortas y colodras.
-Ahora sí que vamos a entrar a Albert Rivera como si estuviéramos en un garito de las Ramblas hasta el ojo de fuentespirinas.
-Ahora sí sabemos que Ángel Agudo en realidad era comunista. O alienígena; o de Barakaldo, que es casi lo mismo.
-Ahora sí vamos a ir a Madrid en Ibertren. (El Ibertren era la hostia y no el AVE ese, tan fascista…).
-Ahora sí habrá centro de ocio. (Te queremos Santiago, eres nuestro Brandon Flowers).
-Ahora sí estaremos atentos a la sabiduría y la riqueza de los indios; bueno de los hindúes, que para racista el apagapuros.
-Ahora sí lograremos que el bolo palma sea olímpico; y si no lo metemos en los Juegos Reunidos Geyper.
-Ahora sí venderemos el Racing a alguien legal. (Suena Javier de la Rosa… No digo más).
-Ahora sí pondremos un cartel en el PCTCAN que diga PECETECÁN MORE NAU. (¡Cachondina, afíliate!).
-Ahora sí.
-Antes no tanto.

viernes, 5 de diciembre de 2014

REALPOLITIK

Las Juventudes Socialistas de Cantabria hacen memes y nosotros nos enamoramos. “¿Pactar? #ContigoNoBicho”, dice un Batman de la vieja escuela en la última ocurrencia surgida de ese Ogilvy en el que se ha convertido Bonifaz. ¿Pactar con el PP? Depende. Alguien debería generar un relato definitivo en la calle de El Pícaro (es un restaurante, Pepe; en absoluto tiene nada que ver contigo, really) o cerrarles las redes sociales, las cosucas que molan y el acceso a internet: socialismo maoísta del bueno, no del que venden en Amazon al peso. Pero sigamos. Un concejal socialista de Comillas publicaba el pasado 23 de octubre en su muro de Facebook que había firmado una petición en change.org (¡oh! ¡Change.org! ¡Cambiemos el mundo! ¡Viva Janis Joplin! Mejor aún, ¡viva Ismael Serrano!) para impedir la enmienda 278, que afecta directamente a las varias decenas de parques naturales que se pueden disfrutar en el Estado Español (este eufemismo sí es para ti, Pepe, que sé que te gusta). Eso ocurrió el 23 de octubre. Solo unas semanas después, este concejal socialista de Comillas entró de lleno en la realpolitik y aprobó junto a PRC, APIC y PP -#ContigoNoBicho- la modificación del PGOU de la localidad, que permitiría la ampliación de suelo urbanizable en el Parque Natural de Oyambre, quizá junto a Urdaibai el gran tesoro de la Costa Cantábrica y objetivo de tiburones y mules de la construcción desde que Miguel Ángel Revilla, el del programa de televisión con menos audiencia que Agrosfera, hizo un Aznar que llenaría de ladrillo la comunidad autónoma. 

¿Quién firmó? PRC, con su alcaldesa Teresa Noceda a la cabeza, APIC, PP y PSOE. Evidentemente, nada tiene que ver este 'eco-crimen' con la financiación de las campañas electorales que comenzarán con las uvas de fin de año. No sean mal pensados. Hay posibilidades, viendo que un cuarto de los firmantes tiene su sede en los bajos del Santemar, de que se construya un balneario chingón, como los de Asturias, esos a los que puedes ir por la cara a que te hagan cosas en la espalda. O que se proyecte un centro de ocio como aquel que algunos imaginaron en la vaguada de Las Llamas, en Santander. Dicen unos y otros que defienden a Comillas y a los dueños de sus praos, que todo es en beneficio de la ciudadanía. Como el 15 de mayo de 2010; como la reforma laboral; como los recortes en educación y sanidad; como GFB. Mientras tanto, como dice mi querido Guillem Ruisánchez, en Podemos siguen de asamblea. Último punto del orden día: ¿Debe Juan Carlos Monedero posar siempre como el pensador de Rodin? ¿Debería quitarse la camiseta como CR7 en Lisboa? ¿Es Errejón un infiltrado jesuita egresado de ICADE? ¡Ay!

viernes, 31 de octubre de 2014

SEE YOU, KEBABS



Veo a José María Lasalle y me imagino un gintónic de Xoel López con Juan Carlos Monedero y bolitas de enebro. Le veo maneras de knickerbocker naïf de Ivy League, de músico indie de derechas (¿el Russian Red puertochiqueño?), de guionista loco de Spike Jonze. Me cae bien Lasalle, y le gusta el bonito a la calabresa del Mesón Gele, algo que, hay que reconocerlo, es de putísimo crack. Además, ha vuelto a hacerlo. Una vez más, ha logrado juntar en un mismo escenario a Mick y Keith, Cristiano y Messi, Xabier y Magneto, Holmes y Moriarty, Diego y De la Serna. Putoamismo. ¿El motivo? La región con el mayor patrimonio de pinturas del periodo magdaleniense, algo así como el Renacimiento rupestre, tendrá un Museo de Prehistoria. Ya no sabemos si es el tercero, el cuarto o el décimo, o si lo escuchamos todo ciegos en el Moondog y creemos que nos acordamos pero no nos acordamos, o si está en el Marítimo, o si Marcano lleva un sílex en la cartera por si se encuentra con los críticos del partido. Pero habrá Museo, eso dicen, aunque para ello haya que cerrar todos los garitos del Mercado del Este, incluido el que ofrece el mejor kebab del Universo. “Me cago en la leche. ¿Os dais cuenta las cosas que tengo que hacer para que me tengáis respeto?”, recitaba Escohotado en ESA canción de Calamaro; no puedo estar más de acuerdo. Íñigo rechaza más ofertas que LeTissier en el Southampton y Diego se echa crecepelo de la Teletienda pensando en un Dieguemos liberal en lo económico y conservador en todo lo demás, como si se pudiera dividir el lodazal en el que ha sumido a Cantabria. Pero hay elecciones, así que habrá museo. Qué digo, habrá museos. Decenas de museos, esperemos que con el mismo gusto a la hora de colgar las obras que el que se observa en el de Arte Moderno y Contemporáneo; sí, moderno y contemporáneo, aunque la obra cumbre sea un Goya, ¿a quién cojones le importa? Pues eso, que dicen que Cantabria tendrá Museo de Prehistoria. También me dijeron una vez que Dalmat era mejor que Radchenko y que había farlopa alita de mosca.

viernes, 2 de mayo de 2014

LOS ISQUIOS



-Presidente, ¿alguna valoración sobre su actuación tras la visita a Sierrallana?
-Se me subieron los isquios.

En una comunidad autónoma normal Nacho Diego tendría, a mediados de 2015, menos sitio que el Tata Martino en La Vanguardia, pero ahí está Pinto para romper estadísticas (ojalá el presidente autonómico con trenza y rapeando Carretera de Carmona con el Shotta). A veces uno desearía que el (im)popular destruyera empleo como Mascherano, con debilidad y perdiendo la posición, pero con bonitas palabras, argentinas; o de Camargo; o de donde sea. Y que viniera más a México (a desayunar chilaquiles, no hace otra cosa a este lado del Atlántico) y se alejara de Cantabria; y que grabara el My Way de Sinatra en un dueto con Revilla, con esa sensualidad con la que solo Robbie Williams y Nicole Kidman pueden hacerlo. Y qué cojones, que legalizara la hierba. Pero Nacho, como la España de Fraga, is different. Él es liberal y conservador, un poco macarra y muy consciente de que, aunque se comporte desde ahora hasta dentro de un año como el malo del Colegio Degrassi, tendrá la mayoría. Con todo atado y bien atado, reducción de escaños mediante, y ante la inoperancia de la oposición, sólo Íñigo de la Serna, el alcalde para cuya policía no es delito apalear a perros por las calles, puede amargarle los gintónics en el Santemar en próximas fechas. Quizá de ahí venga su reciente comportamiento, al estilo de un hooligan desbocado al que le prohíben la cerveza antes de un Chelsea-Milwall. Pero hay que recordarle, a él y a sus fans –Diegobelievers–, que ha disfrutado de barra libre sin flyer desde que se sentó en la Silla del Águila regional; podría disfrazarse de Torrente todos los días y seguir siendo presidente. También podría faltar el respeto a los trabajadores de Sniace o a los empleados de la Sanidad pública, o reírse de sus votantes –Ah, no; que eso ya lo ha hecho– y seguir dirigiendo los designios de una comunidad autónoma con menos futuro que Aquí Confidencial.

No lo reconocerán nunca en los gabinetes de su gobierno (o sí) pero sueñan con aquellos tiempos, maravillosos, en los que llenaban portadas a base de puros e indios, de fibroyesos y ciudades del cine. Ah, el pasado, cuán bello es el pasado. Y las sonrisas en el Paseo Pereda, y las señoras del mechón azul, y Bárcenas. Pero la realidad es otra, y es que el presidente regional es el incompetente que muchos sospechábamos. También, y especialmente, en la vida pública.

Ay, los isquios.



miércoles, 4 de diciembre de 2013

HIERBA ARTIFICIAL


Creen en las Juventudes Socialistas de Cantabria, con una firmeza con la que sólo ellos son capaces de hacerlo, que con hashtags y guimeranses cambiarán el mundo; y ahí siguen, sin puño ni internacionales, pero convencidos por el señor del fular, que, orgulloso, ya hasta participa en sus actos casimarxistas-cainistas. En el PSOE de Torrelavega son más pragmáticos: disfrutan de Lidia Ruiz Salmón que, si hablamos de cambiar el mundo, es casi lo mismo. Ya quisiera Andreotti haber podido conspirar con esa constancia de ciclista belga de los 80.

La capital del Besaya, con más temporadas que Santa Bárbara, se desangra al ritmo de Stuck in the middle with you. Mientras, Ildefonso, alcalde Dorian Gray, sólo se mira en el espejo de los campos de Tanos, el lugar en el que busca la juventud y el presente con la misma ansiedad con la que Francisco Pernía busca un país sin tratado de extradición. Podría decir Calderón: “Los campos de hierba artificial son unos hijos de puta; pero son nuestros hijos de puta”, y pensar que es Kissinger, o Silvio Dante, o que está en el anuncio de Loterías junto a Montserrat Caballé. Mientras tanto la máxima autoridad socialista… o lo que sea, de Torrelavega, con más ambición que la finca del torero, ha destrozado el partido desde dentro, como cuando Muñiz ponía a Gonçalves de extremo. ¿La ciudadanía? ¿Los ciudadanos? Eso es de pobres.

(Publicado en Buenos Días Cantabria el 25 de noviembre de 2013).

jueves, 24 de octubre de 2013

EL FALSO NUEVE


¿Está vivo Elvis? ¿Es mejor el Sgt. Pepper’s o el White Album? ¿Qué es el peronismo? ¿Cuál es el ideario económico del Partido Popular de Cantabria? Preguntas existenciales; no busquen respuestas. Charles Manson y Sergio Ramos lo intentaron y uno acabó leyendo la autobiografía de Morrissey y el otro matriculándose en un máster de literatura comparada en la Universidad de Columbia.

Dicen en los bajos del Santemar, cerca de Diferente (eso tiene que marcar ideologías) que son conservadores, liberales y de centroderecha; los programas electorales ya comentamos esta semana que se los fumaron en la noche de la victoria alrededor de gintonics de Beefeater; porque son muy de Beefeater, la ginebra de la austeridad. Pero ahí está Sodercán, navegando entre entre Keynes y Friedman, Pinto y Valdemoro económico, y participando con el 19 por ciento en una empresa que se instalará en Cantabria. ¿Les suena? Un Amós de Escalante de libro, aunque con porcentajes de culpa católica, porque la comunidad autónoma no aspira a ser ni una comuna hippie ni tampoco Francia, algo tan de los 80 y tan del PSOE. 

El Gobierno de Cantabria inventa impuestos, su falso nueve, para luego reducirlos, como Del Bosque con Negredo; Piélagos derribará el Alto del Cuco para proyectar cien viviendas en el mismo lugar. Esperemos que Diego no sea el domingo el líbero del Racing en La Malata. 

(Publicado en Buenos Días Cantabria el 24 de octubre de 2013).

martes, 22 de octubre de 2013

SMOKING DELUXE


Y, de repente, el Partido Popular de Cantabria se convirtió en liberal, como Yoani Sánchez pero sin blog; para el 'all our children speaking english' seguiremos esperando a que hagan efecto las descargas en versión original de Series Yonkis. Íñigo de la Serna, alcalde de Santander, Londres del Cantábrico, asegura que bajará el IBI un tres por ciento; contraataca Ignacio Diego reduciendo a la mitad el coste del céntimo sanitario, instaurado en 2012 y que desde entonces ha competido en éxito con la película John Carter. 

En el principio, justo después de que alguien decidiera convertir los programas electorales en papel Smoking DeLuxe, el PP autonómico fue socialdemócrata escandinavo, Olof Palme con gaviota; mas, lo habrán observado, ha bastado un fin de semana para que Diego y De la Serna muten en Reagan y Thatcher, elijan ustedes quién es quién. La deriva provocada por la reforma fiscal que ya descansa en el desapacho de Cristina Mazas es imparable y quien sabe si Cantabria y Santander, ciudad esta con una deuda que compite con la de Argentina en los 70, se convertirán en un futuro no demasiado lejano en las islas de Jersey o Man; o en subsede de la Escuela de Chicago. Del paro que hable De Guindos, ¿o pensaban que sólo sabía de corbatas?

(Publicado en Buenos Días Cantabria el 22 de octubre de 2013).